El empresario italiano Mino Raiola, representante de grandes figuras del fútbol mundial, falleció hoy a los 54 años en un hospital de la ciudad de Milán, donde permanecía internado en grave estado por una enfermedad pulmonar.

La noticia, que circuló con carácter falso días pasados en medios internacionales y redes sociales, fue confirmada hoy con un mensaje de su familia en la propia cuenta de Twitter del manager nacionalizado neerlandés y residente en Mónaco.

"Con infinito dolor, compartimos el fallecimiento del agente de fútbol más bondadoso y sorprendente que jamás haya existido. Mino luchó hasta el final con la misma fuerza que puso en las mesas de negociación para defender a nuestros jugadores", comunica el mensaje.

"Agradecemos a todos por la gran cantidad de apoyo recibido durante estos momentos difíciles y pedimos respeto a la privacidad de familiares y amigos en este momento de duelo", concluye.

Carmine "Mino" Raiola fue representante, entre otros, del sueco Zlatan Ibrahimovic, quien lo había visitado recientemente en el hospital San Raffaele, de los italianos Mario Balotelli, Marco Verratti y Gianluigi Donnarumma, del francés Paul Pogba, del noruego Erling Haaland y del belga Romelu Lukaku. (Télam)