El director técnico de Independiente Julio César Falcioni le solicitó a la cúpula directiva como mínimo "tres refuerzos" para el próximo semestre, entre ellos, el lateral Emmanuel Más, que quedará libre de Boca Juniors, y el volante Christian Bernardi, de reciente coronación en Colón de Santa Fe de la Copa de la Liga Profesional.

Horas atrás, el entrenador mantuvo una reunión con el presidente del club, Hugo Moyano; el secretario, Héctor Maldonado; y el secretario deportivo, Sergio Palazzo, para encarar el futuro inmediato del equipo con tres competencias en la mira: el campeonato de la Liga; la Copa Sudamericana; y la Copa Argentina.

"En esa reunión se hablaron de muchos aspectos, aunque lo fundamental fue el tema refuerzos, que lo tiene inquieto al entrenador, y de la cual trascendieron algunos nombres que le interesa incorporar", apuntó a Télam una voz autorizada de la entidad 'roja'.

"Se habló de Christian Bernardi, de Colón; y dos volantes más con presente en Vélez, pero con distintas relaciones con sus vínculos, el chileno Pablo Galdames y el exjugador del club, Federico Mancuello", amplió la fuente.

Con respecto a Bernardi se supo que Sergio Greco, representante de Falcioni, se contactó con Nicolás Dattas, agente del cordobés, de 31 años, para saber las condiciones por el mediocampista "para que sean evaluadas" por la dirigencia 'roja', según contó el vocero.

Del chileno Galdames, quien quedará libre a fin del corriente mes, se conoció que tiene una propuesta del PAOK Salónica de Grecia y de un club de Arabia. Sin embargo, el mediocampista no desestimaría la posibilidad de quedarse en el país.

En cuanto a Mancuello es difícil su contratación porque tiene contrato hasta diciembre con los de Liniers y con participación en la Copa Libertadores, de por medio.

"Los otros puestos que pretende reforzar el técnico son los de zaguero central, del que no surgió un nombre concreto; y el de lateral izquierdo, por el que pidió por Más, que va a quedar libre de Boca", completó el vocero.

Menuda tarea, entonces, para la dirigencia del 'Rojo' que deberá atender los pedidos de su entrenador para mejorar al equipo y, a la vez. ocuparse de saldar las deudas que mantiene con otras instituciones, con intimación de FIFA, para poder incorporar algunos refuerzos. (Télam)