El director técnico de Independiente, Julio César Falcioni, reveló hoy que el polémico penal que cobró el árbitro Mauro Vigliano en el clásico contra Racing Club "desestabilizó" su estado de salud mientras cursaba el coronavirus.

"Le diría a Vigliano que a partir de esa jugada, la tensión y el estrés que tuve me desestabilizaron. Fueron los peores cuatro o cinco días de la enfermedad", contó Falcioni en declaraciones a TyC Sports.

Falcioni no pudo estar en el banco de suplentes en el clásico de Avellaneda del pasado 10 de abril, que se definió con un polémico penal a favor de la "Academia" que cobró el árbitro Mauro Vigliano sobre el final, y relató su reacción mientras estaba aislado en su casa por el coronavirus.

"Hasta esa jugada la venía llevando bien, después me subió la fiebre y tuve vómitos por la tensión y el estrés", explicó el DT del "Rojo", que anoche pudo volver a estar al frente del equipo en la victoria por 3-1 sobre Montevideo City Torque por la Copa Sudamericana.

Por otro lado, Falcioni aseguró que "acepta" las críticas por el juego del equipo pero remarcó que Independiente tiene "cero presupuesto" y no cuenta con jugadores de jerarquía de un par de años atrás, como "Rigoni, Meza y Barco".

"Independiente tiene que ser protagonista pero está proyectando muchos chicos para el futuro. Eso tiene que entender el hincha", expresó el DT, que también le apuntó a varios periodistas que lo quieren afuera del cargo.

"Hay varios que juegan para diferentes escuderías y quieren que esté acá un técnico de la escudería", sostuvo el exDT de Banfield, Boca, All Boys y Vélez, entre otros.

(Télam)