Un ex futbolista de Gimnasia y Esgrima de La Plata -y de varios equipos del ascenso- fue detenido en una causa que comenzó hace dos años, investigando a una red que presuntamente operaba apuestas ilegales en modalidad online, sobre todo quinielas y carreras de caballo. También fueron detenidos seis mujeres y dos hombres de entre 30 y 54 años.

Se trata de Antonio Piergüidi, quien fue detenido en Bolívar junto con otros ocho acusados en 11 allanamientos que se hicieron en distintas localidades del centro bonaerense. Según se informó, la banda que integraría el ex futbolista, estaba bajo la mira por los delitos de juego clandestino, asociación ilícita y fraude de la administración pública.

En marzo de 2018 fue cuando se inició la investigación, en la localidad bonaerense de General Alvear, con una causa que abrió la UFI Descentralizada N° 20, a cargo de Cristian Citterio, a partir de la información de que varias personas se encontrarían instalando programas de juego online (juegos de azar), en computadoras, teléfonos y otros dispositivos con acceso a internet.

Podés ver:

INSTAGRAM LANZA REELS, LA COMPETENCIA CONTRA TIK TOK

Según explicó un vocero con acceso a la causa, las mismas personas “hacían de cajeros o cobradores una vez que los usuarios ganaban o si querían depositar dinero”. La investigación -encabezada por la Policía de General Alvear y la sub DDI Las Flores- progresó en los últimos días con la “individualización de otros presuntos implicados”, por lo que el juzgado de intervención -el 1, de la jueza Ana Forbes- otorgó 11 órdenes de allanamientos en distintas localidades, con el objetivo de “secuestrar todo tipo de elementos informáticos y documentación relacionada con la pesquisa”, además de nueve órdenes de detención.

En los operativos trabajaron detectives de las DDI Luján; Bahía Blanca y Trenque Lauquen, quienes se ocuparon de hacer los registros en dos domicilios en Bolívar; tres en Daireaux; dos en Saladillo; uno en la Laprida, uno en Guaminí y dos en la localidad de Tandil. Por otra parte, se secuestraron anotaciones relacionadas al juego clandestino, computadoras, notebooks y soportes digitales, que fueron incorporados como elementos de prueba al expediente.