El lateral izquierdo de Vélez Sarsfield Nazareno Romero admitió estar "muy emocionado" porque en lo previo "no creía tener tan buen debut", tras constituirse en la figura del partido en el que su equipo y Racing igualaron esta noche sin abrir el marcador, por la primera fecha de la Liga Profesional de Fútbol.

"Estoy muy emocionado porque no creía que iba a tener tan buen debut, después de tanto sacrificio para llegar a tener esta oportunidad", declaró Romero en sus expresiones para la señal TNT Sports de televisión tras el cotejo jugado en Liniers.

"(El entrenador Mauricio) Pellegrino me aconsejó mucho, me tranquilizó y me dio confianza para debutar ante Racing y por suerte se dio todo bien, sólo faltó que ganara Vélez, que algunas chances tuvo para sacar ventaja", prosiguió el joven de 21 años, formado en la cantera velezana.

Para el pibe resultó una noche tan especial que de inmediato recordó sus orígenes y sus sacrificios para llegar a concretar la oportunidad que se le presentó.

"Tuve un comienzo con mucho sacrificio porque vivo en un barrio humilde de Monte Grande y tenía dos horas y media de viaje para ir a entrenar todos los días, hasta que Vélez me ofreció quedarme en la pensión del club", contó el marcador de punta.

"Así le puse todo el esfuerzo para mejorar cada vez que subía de categoría hasta llegar a este debut, que espero sea sólo el comienzo", refirió Romero.

En verdad, por lo mostrado en esta ocasión, seguramente se le abrirá un futuro promisorio porque, además de destacarse en su equipo, entre varias figuras consagradas fue el mejor de la cancha: por su firmeza en la marca, nunca desbordado, y con proyecciones criteriosas que desequilibraron a la defensa adversaria, culminadas con peligrosos centros para sus compañeros de avanzada.

Y en ese momento de felicidad, con mezcla de alegría y de emoción, algo más importante: no se olvidó de sus orígenes.

"Debo expresar mi mayor agradecimiento a toda mi familia, que tanto me apoyó para llegar a esto, y a todos mis amigos del barrio que siempre me acompañaron y me ayudaron para que no me desviara por el mal camino", valoró Romero. (Télam)