El joven piloto alemán Mick Schumacher afirmó que espera "mucho" de sí mismo en su primer año en la Fórmula 1, en la que su padre, Michael, ganó siete veces la corona y donde debutará esta temporada con la escudería Haas.

"Aunque este sea un año de transición para nosotros, si se da la opción y hay una pizca de suerte daremos todo para aprovecharla y llevarnos buenos resultados a casa", indicó el piloto, de 21 años, en declaraciones a la revista alemana 'Auto, Motor und Sport' que reprodujo la agencia de noticias DPA.

Haas, respaldado por Ferrari, ocupó el año pasado el penúltimo puesto en la clasificación de constructores.

Mick Schumacher explicó que recién después de las dos primeras carreras podrá proyectar su temporada, pero aseguró: "Por supuesto que espero mucho de mí mismo. Quiero integrarme muy rápido al equipo para poder sentirme muy bien y ellos también conmigo. Si lo logramos, también llegarán los resultados".

El germano, finalmente, añadió que en el equipo tienen en claro el potencial del coche. "Y si se da un par de carreras locas como el año pasado, quizás llegue también algún podio. Claro que es un sueño, pero debemos poder soñar".

La temporada de F1 se pondrá en marcha el domingo 28 de marzo con el Gran Premio de Bahréin. (Télam)