Jumpy Spring, con la monta del jockey Gustavo Villalba, ganó hoy, por el hocico a Vigata, el Clásico La Troienne, una prueba de 1.000 metros con un premio de 1.200.000 pesos que se corrió en el undécimo turno de la reunión en el hipódromo de San Isidro.

La ganadora, una hija de Full Mast, pagó un dividendo de 3,70 por boleto y empleó un tiempo de 54s 91/100 para la recta de césped.

Vigata y Menia vinieron en la punta hasta los 500 metros. Por atrás se fueron acomodando Ventizca y Jumpy Spring.

A partir de los últimos 350 metros Jumpy Spring comenzó una escalada por media cancha, mientras que Vigata y Menia lo hicieron por el lado de adentro. La carrera no tenía ninguna puntera bien definida.

En los 150 metros finales Jumpy Spring insistió por media cancha ante la presión de Vigata y Menia, ambas corriendo con fuerza hacia el disco.

Faltando cincuenta metros para el disco Jumpy Spring, Vigata y Menia no se sacaban ventaja y llegaron las tres en una misma línea. Glory Bomb se acercó todo lo que puedo en los metros finales.

Final cerrado y bandera verde para el primer puesto. El Comisariato estableció que Jumpy Spring ganó por tan solo el hocico sobre Vigata, que, a su vez, venció por el pescuezo a Menia. En la cuarta posición, a solo media cabeza, llegó Glory Bomb.

Un final muy cerrado para una carrera atractiva desde la misma largada. Los parciales fueron de 22s 65/100 para los 400 metros y de 43s 43/100 para los 800 metros.

Jumpy Spring alcanzó hoy su sexto triunfo oficial sobre trece presentaciones. Ganó de manera muy apretada en un final super cerrado. Gran trabajo del jockey Gustavo Villalba, quien en esta carrera demostró su buena capacidad para los finales complicados. (Télam)