El director técnico de Rosario Central, Cristian González, declaró este mediodía que "en el fútbol argentino no hay paciencia para nadie: un partido perdés y te quieren echar del club, y al otro partido ganás y te dicen que estás para pelear el campeonato".

En una videoconferencia organizada por el club rosarino este mediodía en el country de Arroyo Seco, el "Kily" abundó que "es todo tan parejo que cualquiera le puede ganar a cualquiera. Nos quedamos con la bronca de no haber podido aguantar la pelota 30 segundos, perderla en una salida tonta, hacer un foul y que nos empaten con una pelota parada, lo tomamos como una derrota, pero ya está, tenemos que corregirlo y seguir adelante".

En este sentido, el entrenador "canalla" le dijo a Télam sobre el partido con San Lorenzo: "Ellos tienen gente alta y buen juego aéreo, algo que trabajamos hoy y mañana porque la pelota parada es una situación que define un partido. Son milésimas de segundo entre que patea un buen lanzador y un buen cabeceador te gana la posición. Por eso trabajamos mucho en defender bien, en la concentración, en la responsabilidad de cada uno porque tenemos que lograr que no nos cabeceen. Uno lo practica, pero esto es fútbol y después en la cancha deciden los jugadores".

Consultado sobre el partido con San Lorenzo, una cancha donde Central no gana desde 2005 con Don Ángel Tulio Zof, el entrenador "auriazul" confió que "la historia está hecha de datos y no me gusta mirar nuestra historia en esa cancha, pero las rachas están para cortarlas y en lo único que pienso es en ser protagonistas, en ser un equipo corto que llegue con mucha gente a lastimar y que tome recaudos, que se defienda con la gente que necesite. Una prueba de lo que queremos es el segundo gol (contra Central Córdoba de Santiago del Estero), cuando (el zaguero Gastón) Ávila ganó una pelota en tres cuartos y pateó y (el lateral Damián) Martínez llegó al gol".

(Télam)