El abogado rosarino Ariel Moresco, exprosecretario de la Comisión directiva de Guillermo Lorente, que desplazó del poder al extinto empresario del juego Eduardo López, lamentó el empobrecimiento de las divisiones inferiores leprosas, como principal crítica durante su campaña para las elecciones a presidente de Newell's, que se desarrollarán el domingo 25.

Enfundado en una camisa blanca con un discreto escudito rojinegro en su pecho y sentado en el sillón de su estudio jurídico céntrico, este letrado de 54 años oriundo del barrio Azcuénaga, en el oeste rosarino, hijo del sastre Roldiver José Moresco y de Leonor Lobruzzo, dialogó con Télam sobre su pasión por Newell's.

"Empecé a participar en la vida política del club en 2002, con una propaganda de (el extinto dirigente rojinegro) Luis Boselli, cuando un amigo me preguntó que si iba a la platea alta por qué no repartía unos volantes. En un momento veo que la popular estaba vacía y que delante mío tenía a varios muchachos de la barra", inició su relato.

"'¿Usted es de la oposición?', me preguntó uno y me pegó un piña. Entonces mi amigo Luis, que es mayor de edad y muy grandote, también cobró y se hizo el desmayado. Ese día había ido a la cancha con una campera de lluvia color fucsia y con un jogging azul y el domingo siguiente volví a ir con la misma campera y cobré otra vez. "¿Esto es La Forestal, que no se puede hablar?" Le conté a Boselli y me dijo: "Metete, que vos tenés futuro en la política de Newell`s". Empecé a militar y acá estoy", cuenta su historia política en el club del Parque Independencia.

Consultado sobre la gestión de la actual CD, Moresco opinó que "es aceptable, pero hay falencias como el tema del fútbol, cómo se manejó en inferiores, la improvisación que hicieron con (el entrenador de rugby Martín) Mackey".

"(El coordinador de inferiores Enrique) Borrelli es un hombre de fútbol y, más allá de que está Jorge Griffa, él no se despliega en inferiores. Desde las elecciones del 14 de diciembre de 2008 hasta hoy debutaron en la primera 72 jugadores de inferiores y, según mi opinión, siempre con respeto al que viste la rojinegra, hay cinco jugadores que tienen un nivel cercano al de otras épocas: (Aníbal) Moreno, (Eugenio) Isnaldo, Lisandro Martínez, (Ezequiel) Unsain y (Ezequiel) Ponce. La política fue un fracaso: tenemos cinco jugadores en 13 años. Cuando estaban Gamboa y Pochettino, Schiavi era el séptimo marcador central y se fue a Argentinos".

Con respecto al manejo del fútbol, Moresco sostuvo: "Tuvieron el acierto de (el presidente Eduardo) Bermúdez que lo dejó a (Diego) Osella, que sacó 49 puntos, y el tema económico lo arregló con el control del juez y lo manejó con sus vínculos, pero no fueron exitosos los refuerzos y el equipo no pasó del noveno puesto, no ganamos nada ni peleamos nada". (Télam)