El volante de Vélez Sarsfield Ricardo Álvarez está en duda por una dolencia muscular para ser parte del equipo en el partido ante Patronato, en Paraná, el próximo sábado a las 19.20, donde los de Liniers irán por el triunfo que les permita pasar a la Fase Campeonato de la Copa Diego Armando Maradona.

Álvarez debió salir por una contractura en la pierna derecha a los 14 minutos del segundo tiempo en el triunfo ante Deportivo Cali (5-1), del pasado martes en Colombia, con el que Vélez logró pasar a cuartos de final de la Copa Sudamericana, después de 7 años que no arribaba a esa instancia.

Los jugadores que actuaron en ese cotejo hoy realizaron trabajos regenerativos en la Villa Olímpica, con Álvarez cuidándose al extremo para ver si puede recuperarse para el sábado, por lo que mañana será evaluado por el cuerpo médico y el director técnico Mauricio Pellegrino, indicaron a Télam fuentes de la institución.

Precisamente, el entrenador dispuso en el trabajo matutino una práctica de fútbol entre aquellos que no jugaron en Cali y un grupo de juveniles.

La buena noticia para los velezanos fue la vuelta a los entrenamientos del arquero ecuatoriano Alexander Domínguez; el extremo izquierdo Luca Orellano y el delantero Agustín Bouzat, recuperados de Covid-19, entrenaron diferenciado con rutinas físicas livianas y presencia del balón.

En tanto, el arquero Lucas Hoyos y el volante Pablo Galdames, que debieron ser hospitalizados el martes último por un alto cuadro febril, afectados de coronavirus, continúan evolucionando favorablemente de acuerdo a los estudios médicos que se le realizaron en la fecha. (Télam)