El mediocampista uruguayo Lucas Torreira aseguró hoy que desea jugar en Boca, pero aclaró que aún tiene contrato con el Atlético Madrid hasta junio próximo, y su pase pertenece al Arsenal de Inglaterra. "No quiero jugar más en Europa, me quiero ir a Boca", aseguró Torreira que le dijo a su representante, luego de la muerte de su madre ocurrida esta semana a causa de coronavirus. El joven de 25 años, quien pasó por Sampdoria, Arsenal y Atlético Madrid, se mostró en las redes sociales con la camiseta de Boca y dio cuenta de su fanatismo por el club argentino. "La noche que falleció mi mamá, a las 4.15 de la mañana me llamaron y uno de las primeras personas a las que le comuniqué la noticia fue a mi representante. Apenas le comuniqué eso, le dije: ´Pablo, yo no quiero jugar más en Europa, me quiero venir para Boca´", indicó Torreira, en declaraciones televisivas. El futbolista reconoció además que si bien su deseo es regresar a Sudamérica, existen "muchas cosas" que él no puede controlar, dado que tiene contrato con el Arsenal de la Premier League y "hasta mitad de año" es jugador del Atlético Madrid. "Ojalá que los equipos puedan encontrar una solución para el bien mío, porque creo que me lo merezco", sentenció. Torreira dijo que no conoce Argentina y que tampoco estuvo nunca en La Bombonera, pero incluso su padre -quien era relator de fútbol en Uruguay- le comentó que ya era tiempo de regresar a estar cerca de la familia. "Mi decisión está más que clara, no pasa por el dinero. Si quisiera seguir ganando dinero, sigo en Europa porque equipos me van a sobrar y tengo muchas ofertas. No pasa por ahí. Si bien va a ser complicado, ojalá se dé y seguramente sea un año en préstamo, porque tengo dos de contrato. Si Boca me quiere, me tiene que comprar y no sé cuántos millones estoy valiendo, pero para Boca seguramente serán muchos", afirmó. El joven mediocampista "charrúa", oriundo de Fray Bentos, agregó que su intención "nunca fue ir a Boca a los 35 o 37 años", dado que su idea es competir en buena forma en el fútbol argentino con la camiseta auriazul. "No conozco Argentina, no conozco La Bombonera. Pero es algo que lo tengo adentro y me tengo que dar el gusto. Cuando te pasan este tipo de cosas, este golpe tan duro que me dio la vida, uno cae a tierra. Lo escucho a mi papá, que siempre me dice que la pelota no es todo. Hoy quiero darme ese gusto", sentenció. AT/OM NA