El tordillo Tooru, con la monta del jockey Pablo Carrizo, ganó hoy por un cuerpo sobre Eulario el Clásico Embrujo, una prueba de 1.600 metros con un premio de 1.575.000 pesos que se corrió en el noveno turno de la reunión en el hipódromo de San Isidro.

Poca gente en el hipódromo a pesar de la buena tarde soleada y de un interesante programa hípico.

El ganador, un hijo de Lizard Island, pagó un dividendo de 6,95 por boleto y empleó un tiempo de 1m 35s 36/100 para la milla de césped normal.

Splitwise agarró la punta apenas se abrieron las gateras y se vino marcando los tiempos de la carrera. Fue seguido por Pablinho, Vespaciano y Eulario.

Así vinieron la entrada a la recta final. A partir de los últimos 500 metros Splitwise fue perdiendo acción y apareció Fiolo Boss por un momento en la punta.

Ya sobre los 350 metros finales Pablinho y Eulario se disputaron el primer lugar y fueron definiendo la carrera.

En los 100 metros finales la punta quedó en manos de Eulario , mientras que por el lado de adentro se vino la atropellada de Tooru. Terminó ganando por un cuerpo sobre Eulario y tuvo una conducción acertada por parte del jinete Pablo Carrizo.

El tercer lugar, a un cuerpo y medio, fue para Pablinho. Los parciales fueron de 24s 04/100 para los 400 metros, de 46s 79/100 para los 800 metros y de 1m 11s 41º/100 para los 1.200 metros.

Tooru defiende los colores del stud As de Picas de la ciudad de Gualeguaychú, Entre Ríos y hoy consiguió su cuarto triunfo oficial sobre quince competencias. Ganó en los metros finales una carrera muy pareja al atropellar con fuerza en los últimos 200 metros.

Su entrenador, Pablo Sahagían, siempre nos hace recordar que sigue teniendo la misma vigencia. El estado del tordillo Tooru era impecable en el paseo previo a la carrera. (Télam)