Martin Gorostegui asumió este mediodía la presidencia de Estudiantes de La Plata en reemplazo de Juan Sebastián Verón con un objetivo prioritario: "apuntalar lo deportivo".

Así lo indicó a Télam tras ser proclamado por la Asamblea de Socios como nuevo titular "albirrojo", cargo que ejercerá hasta 2023.

Gorostegui llegó a la dirigencia en 2014 cuando fue parte del triunfo electoral de la "Brujita". En el primer mandato fue secretario general y en el segundo período, que expiró este sábado, ocupó la vicepresidencia primera.

"Es el mayor desafío de mi vida y una enorme responsabilidad. Más allá del cambio de algunos nombres, buscaremos la continuidad de un proyecto de club y de un estilo de gestión que nos distingue desde 2014", explicó el flamante presidente en diálogo con Télam.

“En la primera parte de nuestra gestión apuntamos a mejorar la situación económica y financiera del club que era muy delicada. El segundo fue el ciclo del estadio (UNO), que pudimos terminar en una situación del país muy difícil. Ahora es el momento de apuntalar lo deportivo, que por las razones anteriores tuvimos que desproteger un poco”, resumió.

Gorostegui se convirtió en el nuevo presidente de Estudiantes sin confrontación electoral ya que no hubo lista opositora, a pesar de varias reuniones de socios que pretendieron sin éxito elaborar una alternativa de gobierno.

Gorostegui consideró que “hubiera sido bueno discutir sobre proyectos distintos para el club pero la critica sólo se produjo en los medios por algún mal resultado deportivo".

"Por otro lado, creo que es positivo que haya alternativas, aunque la ausencia de una oposición no deja de ser un reconocimiento a la gestión que venimos haciendo y un respaldo a esta Comisión”, entendió.

El nuevo presidente celebró luego la incorporación de dos mujeres a la CD: “Paula Aberastegui viene trabajando con nosotros desde hace tiempo en el área de género y fue un pilar fundamental en este rubro clave para nosotros y Alejandra Zangara es una persona muy valiosa en materia de educación, otra de las prioridades de nuestra gestión”.

La Asamblea se realizó por primera vez en la historia del club de manera presencial con 340 participantes y de manera virtual con 569 socios inscriptos.

El ahora vicepresidente primero, Sebastián Verón, afirmó: "Posiblemente estaré menos en el foco de atención, pero con el mismo compromiso y una misma idea general aunque con un cambio de rol ya que el presidente va a ser Martín. Tendrá la libertad de gestionar, posiblemente con otras ideas, otra manera y eso le hace bien al club".

Gorostegui es contador público, tiene 45 años y es hijo del juez Enrique Gorostegui, que tuvo a su cargo la quiebra de Racing. (Télam)