El subsecretario de Deportes de la Provincia de Buenos Aires, Javier Lovera, aseguró que la actividad deportiva, si los protocolos se relajan, “debería regularse o suspenderse", porque "hay que adaptarse a la realidad y a los desafíos que presenta la pandemia”.

“Vemos que las federaciones vinculadas y la Conmebol no tienen la plasticidad suficiente para adaptarse, donde independientemente del rol que cumplan las personas, en este caso los futbolistas, hay vidas en juego, posibles secuelas y no se pueden forzar las situaciones para que todo siga acorde a los reglamentos que fueron escritos previos a la pandemia”, agregó.

Lovera, en una recorrida que realizó por el vacunatorio instalado en el Estadio Ciudad de La Plata junto al ministro de Salud provincial, Daniel Gollan, y donde estuvo presente Roberto Salvarezza, ministro de Ciencia, Tecnología e Innovación de la Nación, destacó: "Es fundamental vincular las políticas deportivas con la ciencia, para tener herramientas de implementación, seguimiento y monitoreo de políticas públicas a mediano y largo plazo”.

Al volver a tocar el tema del fútbol, la continuidad de las competencias y la ola de contagios aseveró que “independientemente del rol que cumplen los atletas, son personas que tienen derecho a una recuperación completa acorde a la enfermedad que los afecta, y también, a respetar los plazos para cuidar a sus allegados y familiares”.

”Que las actividades deban continuar a pesar de la enfermedad y los brotes es un mensaje ambiguo para la sociedad. Se debe respetar el proceso de enfermedad, convalecencia y curación del atleta en todas sus fases, sin que esa realidad sea forzada por una condición económica o competitiva. Pido a las autoridades federativas pragmatismo y respeto a la vida en este contexto tan difícil que nos toca atravesar”, concluyó. (Télam)