El senegalés Sadio Mané, flamante jugador del Bayern Munich, fue elegido como el mejor futbolista de África de la temporada 2021/2022, repitiendo el premio que ganó en 2019.

El delantero, campeón de la Copa Africana de Naciones y clasificado para el Mundial con Senegal, conquistó dos títulos con el Liverpool en 2021/2022: la Copa de la Liga inglesa y la Copa FA, y en lo personal jugó 51 partidos y anotó 23 goles.

El nuevo jugador del Bayern Munich le ganó en la elección al egipcio Mohamed Salah, ex compañero en en Liverpool, y a su compatriota Edouard Mendy, arquero del Chelsea.

Senegal fue el país más premiado de África porque además de Mané, ganó los premios a mejor equipo, mejor entrenador (Aliou Cissé), gol del año (Pape Ousmane Sakho) y mejor jugador joven (Pape Matar Sarr).

En el fútbol femenino, la nigeriana Asisat Oshoala, del Barcelona, ​​fue nombrada mejor jugadora por quinta vez en su carrera y Desiree Ellis, del seleccionado de Sudáfrica, se llevó el premio a la mejor entrenadora.

Los mayores ganadores del premio al mejor jugador africano son Samuel Eto'o (Camerún) y Yaya Touré (Costa de Marfil) con cuatro galardones, George Weah (Liberia) y Abedi Pele (Ghana) con tres; Didier Drogba (Costa de Marfil), Roger Milla (Camerún), Thomas N'Kono (Camerún), Mohamed Salah (Egipto), Nwankwo Kanu (Nigeria), El Hadji Diouf (Senegal) y Mané (Senegal) con dos. (Télam)