El voleibolista brasileño Mauricio Borges, integrante del poderoso seleccionado de su país, fue separado del club Minas Tenis Clube por hacer comentarios homofóbicos en redes sociales.

El deportista había criticado el anuncio de la editorial DC Comics para lanzar una historia en la que Superman se declararía bisexual. "'Oh, es sólo un dibujo, no es gran cosa'. Hay que ver dónde vamos a parar. Hoy en día, lo que está bien está mal y lo que está mal es lo correcto...", escribió Mauricio sobre la imagen de Superman besando a otro hombre.

"No depende de mí. Si tienes que elegir un lado, ¡yo elijo el que creo que es el correcto! Me quedo con mis creencias, valores e ideas", declaró en otro posteo luego de recibir críticas de sus seguidores.

Fiat y Gerdau, los principales sponsors del equipo, utilizaron sus redes para advertir, en mensajes individuales, que no tolerarían declaraciones prejuiciosas o que promuevan el odio y la exclusión en el grupo.

Minas Tenis Clube, en un comunicado, tampoco aprobó los dichos del voleibolista: "No aceptamos manifestaciones homofóbicas, racistas o cualquier manifestación que viole la ley. La asociación enfatiza que las opiniones del jugador no representan las creencias de la institución deportiva social", dijo.

Además de separarlo por tiempo indeterminado y pedirle que se retracte públicamente, Minas le puso una multa a Borges.

Click to enlarge
A fallback.

"Minas refuerza que no acepta ni aceptará manifestaciones intolerantes e intensificará las campañas internas en pos de la diversidad, el respeto y la unión".

Las declaraciones de Maurício Borges generaron rápidas repercusiones no solo en las redes sociales. Douglas, figura del seleccionado brasileño, criticó a su compañero de equipo. "Es curioso que no me volví heterosexual al ver a superhéroes masculinos besando a mujeres. Si una imagen como esa te preocupa, lo siento, pero tengo algo nuevo para tu frágil heterosexualidad. Habrá besos, sí. Gracias, DC, por pensar en lo que nos representa a todos y no solo a una parte", escribió Douglas.

Maique Reis, líbero del seleccionado brasileño y de Minas Tenis, es abiertamente homosexual y publicó el comunicado del club junto a una bandera arcoiris y la leyenda: "Juntos vamos ganando esta lucha".

Carol Gattaz, jugadora del seleccionado femenino de Brasil y del equipo mineiro, fue otra de las que se posicionó en contra de Borges. "La homofobia no es libertad de expresión y opinión. La homofobia es un crimen. El racismo es un crimen. El respeto es obligatorio", escribió Gattaz, símbolo de la lucha LGBTQIA+ en el deporte.

"Está en la ley, garantizado por la constitución. Ya toleramos la falta de respeto y los prejuicios disfrazados de opinión durante mucho tiempo. Basta", agregó Carol. Las dos veces campeonas olímpicas Fabi Alvim y Sheilla Castro, entre otros voleibolistas, también publicaron la siguiente frase en redes "¡La homofobia es un crimen!". (Télam)