El seleccionado inglés, que debutará el lunes próximo en Qatar 2022 ante Irán por el Grupo B, sufre los 33 grados de calor durante los entrenamientos y por eso se instalaron en el país asiático con medidas para intentar sobrellevar de la mejor manera las altas temperaturas, destacó hoy la prensa inglesa.

El equipo inglés se estuvo entrenado a las 12:30 para que los jugadores dirigidos por Gareth Southgate logren aclimatarse al calor, aunque contra Irán el cotejo comenzará a las 16 de Qatar y en un estadio con aire acondicionado.

Durante las prácticas la delegación inglesa colocó unas maquinas que expanden aire fresco con gotas de agua, una especie de llovizna helada, como así también los futbolistas tiene toallas empapadas con agua fría y mochilas y chalecos térmicos, según videos publicados por el diario The Mirror.

No obstante, Southgate y su cuerpo técnico con el avance de la Copa entrenarán más temprano, una vez que los futbolistas estén aclimatados a Qatar.

Inglaterra jugará su segundo partido el 25 de noviembre ante Estados Unidos y el tercero el 29 ante Gales. (Télam)