Diego Maradona se desempeñó como director técnico de Gimnasia y Esgrima de La Plata, el equipo que le permitió regresar al fútbol argentino, tras una experiencia no feliz al frente del Club Deportivo Mandiyú de Corrientes a lo largo de dos meses en 1994.

Maradona firmó su contrato con la entidad correntina el 3 de octubre de 1994, mientras transcurría la suspensión aplicada tras el mundial y debutó al frente del equipo en la sexta fecha del Torneo Apertura de 1994 ante Rosario Central en la cancha de Huracán Corrientes, donde siguió el partido desde la platea, ya que no contaba con título habilitante.

Carlos Fren lo acompañaba como ayudante de campo y Elvio Paolorroso como preparador físico para el equipo y cumplieron con la conducción técnica de 12 partidos, con una victoria, ante Gimnasia y Esgrima de Jujuy por 3-0, seis empates y cinco derrotas.

En su paso como DT, aún es recordada en Corrientes la igualdad obtenida ante River Plate, por 2 a 2 en el estadio Monumental.

"Ese partido se nos escapó, es el que más recuerdo del paso de Diego por Mandiyú, fue increíble haber obtenido ese resultado ante todas las figuras de un equipo como River y fue increíble el después, con todos cenando mientras mirábamos el resumen del partido en Fútbol de Primera en la televisión", dijo a Telam Mario Obregón, el único correntino que jugó en ese equipo.

Obregón, volante carrilero tanto por derecha como por izquierda, sostuvo que semanas antes de la llegada de Maradona a Corrientes fue el arquero Sergio Goycochea quien anticipó su desembarco en Mandiyú.

"Entendemos que Goyco fue quien convenció a Diego para venga a Corrientes, hasta que se produjo y fue increíble, no podíamos creer, incluso al hacer su debut con el plantel ordenó una pretemporada de 10 días en Empedrado y me quedó para siempre con el recuerdo de un Maradona que al terminar los entrenamientos nos contaba sus anécdotas en la pileta", dijo Obregón a Télam.

En un comunicado distribuido en la tarde de hoy, el club Deportivo Mandiyú expresó "su más profundo dolor por la triste noticia del fallecimiento" al que consideraron una "inmensa pérdida que tuvo el fútbol mundial".

"Maradona logró llevar al Club Deportivo Mandiyú a los ojos del mundo y su paso por nuestra entidad es constantemente recordado por los medios nacionales e internacionales, por lo que tenemos un agradecimiento eterno", comunicó el club de Corrientes.

Por su parte, el vicegobernador correntino, Gustavo Canteros, escribió hoy en su cuenta de Twitter: "¡Hasta siempre querido Diego Maradona ! Fuiste y serás el jugador más grande de todos los tiempos".

Luego de aquella experiencia y tras su paso por Al Wasl (2011-12) y Al-Fujairah de Emiratos Árabes (2017-18) y Dorados de Sinaloa (2018-19), Maradona asumió la dirección técnica del Gimnasia y Esgrima La Plata, y cuyos hinchas se acercaron hoy al estadio "Juan Carmelo Zerillo" apenas se conoció la noticia del deceso del astro.

Banderas, pancartas, velas encendidas, cánticos y muchas lágrimas fueron el común denominador de la expresión de los hinchas del "Lobo", que desde septiembre del año habían tomado a Diego como propio.

"Siempre lo quisimos, pero desde que lo vimos vistiendo nuestros colores y gritar 'dale Lobo', como cualquiera de nosotros, lo amamos para siempre", contó un hincha llamado Javier, quien no pudo contener sus lágrimas.

"Diego siempre fue el pueblo y Gimnasia es el pueblo. Por eso nos juramos amor eterno. Fue muy fuerte tenerlo con nosotros, ver el cariño que le dieron en todos lados y a él besando nuestro escudo", dijo Pablo, otro hincha.

Con el correr de la tarde, los hinchas fueron ocupando el estadio y lugares en las tribunas, con lágrimas y cantos como "Diego no murió y vive en el Bosque". Por su parte, distintas filiales y agrupaciones planean trasladarse a la Ciudad Autónoma de Buenos Aires para darse cita en el Obelisco. (Télam)