El presidente de San Martín de Tucumán, Rubén Moisello, apuntó hoy contra el resto de los dirigentes y les pidió que se pongan "los pantalones largos" para enfrentar a la actual conducción de la AFA liderada por Claudio "Chiqui" Tapia.

"Queremos que los clubes del fútbol argentino con sus dirigentes se pongan los pantalones largos. Estamos jugando campeonatos que son un mamarracho y somos una vergüenza mundial", apuntó el presidente del club tucumano.

Moisello, alineado con Marcelo Tinelli (presidente de San Lorenzo y de la Liga Profesional de Fútbol y el expresidente de Banfield Eduardo Spinosa, amplió la semana pasada la denuncia por la elección que consagró nuevamente a Tapia presidente por el período 2021-2025.

En esa línea iba Nueva Chicago, aunque la derrota electoral del oficialismo, manejado por un exsocio de Tapia como Daniel Ferreiro, cambió el panorama y la nueva dirigencia, con el presidente Hugo Bellón, bajó la denuncia.

"San Martín de Tucumán es pionero en oponerse a los manejos arbitrarios. La AFA otorgó ascensos a placer y conveniencia de los clubes. Nos opusimos cuando Roberto Sagra era el presidente y lo reiteramos ahora", rememoró Moisello en diálogo con Radio Télam.

La queja de San Martín, que perdió en el TAS por pedir el ascenso cuando aún restaban nueve fechas en marzo 2020, momento en el que se detuvo el fútbol por el coronavirus, se debió al nuevo formato de definición de la Primera Nacional.

Los que subieron fueron Sarmiento de Junín como campeón y Platense como ganador del Reducido, en un campeonato que se votó en la mesa de la divisional.

A partir de ese instante, el expresidente Roberto Sagra -socio de Daniel Angelici, expresidente de Boca, en la Justicia- y ahora Moisello manifestaron sus diferencias con las conducción de la AFA y por eso el ahora mandatario emplazó a sus pares del Interior a que se "valoren" y no sean "rehenes".

Sin embargo, los clubes del Interior y del ascenso se manifestaron la semana pasada en pleno apoyo por Tapia, a través de sus redes sociales y de diferentes documentos, lo que le quitó fuerza a este reclamo del directivo tucumano. (Télam)