Carlos Sainz, nuevo piloto del equipo italiano Ferrari de Fórmula 1, comenzó hoy las pruebas y el test privado de la escudería italiana en el circuito de Fiorano, en lo que significó el debut del español a bordo de uno de los tradicionales autos de color rojo.

El piloto madrileño probó con una Ferrari de la temporada 2018, con la idea de "analizar el funcionamiento" de los coches de su nuevo equipo, según informó la escudería de Maranello.

Tras no poder rodar en Abu Dhabi el pasado 15 de diciembre en el test para nuevos pilotos, debido a que no recibió entonces el visto bueno de la FIA para hacerlo, Sainz tuvo que esperar hasta hoy para estrenarse como piloto de Ferrari. Los test se alargarán durante toda la jornada y concluirán mañana.

Sainz espera llegar al test oficial, el próximo 1 de marzo en Bahrein, con "el máximo rodaje posible", destacó el diario español Mundo Deportivo.

El objetivo del piloto español, de 26 años, es adaptarse al auto antes del inicio de la temporada, el fin de semana del 28 de marzo también en Bahrein.

Sainz tendrá como compañero de equipo al monegasco Charles Leclerc, de 23 años, pero la escudería italiana aún no determinó el lugar (piloto principal o segundo) que ocupará cada uno.

Sainz compitió en las temporadas anteriores de la máxima categoría mundial del automovilismo para las escuderías Toro Rosso, Renault y McLaren. Disputó 118 carreras, no obtuvo ninguna victoria y subió dos veces al podio. (Télam)