Los trabajadores del club Nueva Chicago, agremiados en la Unión de Trabajadores de Entidades Deportivas y Civiles (Utedyc), anunciaron medidas de fuerza que podrían poner en riesgo el partido del próximo domingo entre el equipo local y Atlanta, por la Primera Nacional.

Los trabajadores retomaron hoy medidas de fuerza que impedirían la realización de partidos de fútbol en el estadio de Nueva Chicago, en reclamo del pago de salarios adeudados y de la reincorporación de despedidos, indicó el portal de Mundo Ascenso.

Tras un intento fallido de conciliación, los trabajadores deportivos advirtieron que impedirán "todo tipo de actividad, incluyendo el desarrollo de los eventos deportivos, hasta alcanzar una solución acorde".

Segun Utedyc, el "nuevo estado de alerta" tiene como objetivo exigir a las autoridades de Nueva Chicago "la reincorporación de los despedidos y el pago de salarios adeudados" por la comisión directiva del club del barrio porteño de Mataderos. (Télam)