El entrenador de Tigre, Diego Martínez sostuvo que el planteo del partido que le terminaron ganando a River Plate en el Monumental Mas se basaba "en cortarle el circuito de juego, y al lograrlo se facilitó el camino al triunfo".

"Si lográbamos cortar el circuito de juego de River en el medio, después podíamos progresar por las bandas y con la potencia de Facundo Colidio y Mateo Retegui (autores de los dos goles para el 2-1 final) arriba podíamos lastimarlos, y así fue", explicó Martínez en la conferencia de prensa pospartido.

"Después de un desgaste importante empezamos a jugar más por abajo, porque sabíamos que los ataques iban a ser más cortos pero los podíamos herir igual", siguió describiendo.

Y concluyó en que "en el segundo tiempo, con la presión que supone jugar en cancha de River, se sufre un lógico desgaste. Pero el gol que nos marcaron fue con un disparo desde afuera de Enzo Fernández, porque no nos llegaron tanto".

Y uno de los goleadores de los de Victoria, Retegui, destacó por su parte que se siente en su "mejor momento. Por eso intento aprovecharlo, y ahora que se me dio el gol quiero seguir tirando para delante con la confianza que me da el entrenador, Diego Martínez, y mis compañeros".

"Después, en cuanto a nuestro rival en semifinales, Argentinos Juniors es un equipo que juega muy bien y nos conocemos mucho, pero vamos a ir por la final porque acá formamos un verdadero equipo y vamos para delante siempre", completó. (Télam)