El mítico estadio San Siro de Italia será demolido a finales del 2026, y marcará el fin de un emblemático recinto que cumplirá su centenario en el año que será derribado. Inaugurado en 1926, y refaccionados en dos ocasiones para ampliar su capacidad en 1955 y 1990, será reemplazado por La Catedral, la cuál empezará a ser construida al lado de este en 2024 por Inter y Milan, dos grandes de Italia que comparten escenario. Según informó la prensa del país europeo, ambos conjuntos de Milán cambiaron su postura y coincidieron en la idea de demoler su actual hogar para construir una nueva casa 100 años después de su inauguración por los Juegos Olímpicos de Inverno de Milano 1926. Su última ampliación se dio de cara al Mundial Italia 1990 en donde recibió al partido inaugural entre Argentina y Camerún, cuenta con una capacidad para 80.000 espectadores y es el estadio más grande en todo el país. Además, el San Siro supo ser anfitrión de cuatro finales de Champions League, por última vez en la temporada 2015/16 donde Real Madrid venció al Atlético de Madrid del Cholo Simeone desde la tanda de penales. Las obras por "La Catedral", nombre del futuro nuevo estadio del Milan e Inter, comenzarán a mediados del 2024 y se espera que este listo para el 2027, ni bien sea demolido su antecesor y se estima que el mismo contará con una capacidad para 50 mil espectadores y que su valor ronda los 1000 millones de euros. LG/SPC NA