El italiano Francesco Bagnaia, con Ducati, ganó hoy el Gran Premio de MotoGP de su país, que significó el quinto logro de su historial, disputado por la octava fecha en el histórico circuito de Mugello, donde se produjo la ceremonia del retiro del número 46 que utilizó el mítico Valentino Rossi.

Con una conducción agresiva de principio a fin, Bagnaia logró su segundo triunfo en lo que va del año, escoltado por el líder de campeonato, el francés Fabio Quartararo (Yamaha), y español Aleix Espargaró (Aprilia).

Culminaron detrás, al cabo de las 23 vueltas, el francés Johann Zarco, y los italianos Marco Bezzechi y Luca Marini, los tres con Ducati, el sudafricano Brad Binder (KTM), el japonés Takaaki (Honda), el postugués Miguel Oliveira (KTM), y el español Marc Marquez (Honda).

Con este resultado, el italiano pudo trepar algunos puestos en el campeonato y quedó en el cuarto lugar con 81 puntos, después de un mal arranque de temporada.

La competencia en Mugello también significó la última por algunos meses para el séxtuple campeón, el español Marc Márquez, quien decidió volver a pasar por el quirófano por cuarta vez por una fractura en el brazo derecho que sufrió en julio de 2020.

Quartararo se mantiene en el primer lugar de la clasificación general con 122 puntos, ocho más que Aleix Espargaró y 28 respecto del italiano Enea Bastianini, quien hoy debió abandonar por una caída en la vuelta 14.

La próxima carrera del MotoGP será el próximo fin de semana en Barcelona, España. (Télam)