El médico infectólogo Roberto Debbag cuestionó hoy la política de detección del coronavirus aplicada por la Asociación del Fútbol Argentino (AFA), al vincular la ineficacia de los test de antígenos con el crecimiento de los contagios en los planteles profesionales durante las últimas semanas.

Debbag consideró que esa prueba rápida, a la que se someten la mayoría de los jugadores de los clubes afiliados a la entidad que dirige Claudio Fabián Tapia, forma parte de "un protocolo que no es presentable", en la medida que prescinde de los exámenes PCR, más costosos pero a la vez fidedignos para diagnosticar la enfermedad.

En diálogo con Télam, el vicepresidente de la Sociedad Latinoamericana de Infectología Pediátrica entendió que los brotes de Covid-19 en el fútbol responden "al relajamiento de las medidas de prevención y a la falta de testeos adecuados".

"En la mayoría de los clubes se hacen antígenos en vez de una PCR isotérmica o alguna PCR barata. Y los antígenos no detectan los casos asintomáticos, por lo tanto, un jugador asintomático va al campo, se entrena o juega y contagia. Por eso lo que se debe hacer es PCR", argumentó.

Debbag relativizó la decisión de AFA de retornar a la Fase 1 del protocolo si no se produce un cambio en la estrategia de detección del virus.

"El fútbol se debe regular de nuevo con protocolos y estudios de testeos adecuados en forma periódica, semanal, y también con la concientización de que los deportistas tengan una vida segura fuera de la actividad. ¿Cómo?: utilizando el tapabocas, evitando el contacto con personas desconocidas y tomando los cuidados necesarios", planteó.

Finalmente, el infectólogo fue realista sobre el posible regreso paulatino del público a los estadios de fútbol: "Faltan muchas semanas para que pase este huracán devastador en Argentina, que posiblemente haga que la prácticas de los deportes se vea reducida". (Télam)