El Hipódromo Argentino de Palermo cumplirá 145 años desde su fundación, el 7 de mayo de 1876, cuando se instaló con su estilo neoclásico que coincide con el hipódromo de Longchamps en París o con el hipódromo de Ascot en Inglaterra, fecha que será recordada este año con una jornada especial.

Hoy, el templo "burrero" por excelencia que siempre fue Palermo, es también un centro social y cultural en donde la gente encuentra un lugar para reuniones de diversa índole.

Sus distintas actividades y su ubicación geográfica privilegiada en el mapa porteño, Libertador y Dorrego, lo convierten en un escenario ideal para el Turf, las maquinitas electrónicas, los recitales de Jazz, Rock y música Clásica, todos ellos al aire libre.

En el Palermo de hoy, al menos antes de la pandemia de coronavirus, hay muestras de Plástica y Pintura, charlas y debates de diferentes temas, muestras culturales en general y cuenta con atractivos patios de comidas.

El auge del hipódromo de Palermo tuvo lugar entre la primera presidencia de Julio Argentino Roca y la segunda de Juan Domingo Perón. En ese más de medio siglo, tanto la aristocracia argentina como los "descamisados" de Perón tuvieron presencia nítida en la arena que eternizaron varios tangos.

El Gran Premio Nacional, la carrera más importante de Palermo, supo tener visitantes ilustres como Marcelo Torcuato de Alvear, Ramón Castillo, Raúl Alfonsín, Carlos Menem y el inolvidable Carlos Gardel, quien junto al jockey Irineo Leguisamo marcaron toda una etapa. Tango y Turf como ejes de una pasión popular que la ciudad de Buenos Aires supo tener a lo largo de su historia.

Hoy, el hipódromo cuenta con una renovación total en sus instalaciones y de mucha comodidad para sus visitantes.

Mirar a Palermo significa encontrarse con los recuerdos del "Gordo" Troilo, Leopoldo Torres Nilson, Fidel Pintos, José Omar Pastoriza, Adolfo Pedernera, el Charro Moreno, Edmundo Rivero y muchos otros que fueron habitués del lugar.

Este sábado, 1 de mayo, se correrá en Palermo el Gran Premio República Argentina con la presencia de los dos mejores caballos del momento, que son Strategos y Tetaze. Por la pandemia de coronavirus no habrá público y las alternativas podrán ser seguidas por la señal de Youtube.

"Estamos de fiesta porque Palermo está en el corazón de muchos argentinos. El viernes 7 de mayo tenemos la carrera del año y después el festejo por un nuevo aniversario. Este es un lugar privilegiado porque tiene una historia muy rica, llena de pasión y anécdotas", sostuvo el actual presidente de la Comisión de Carreras, Antonio Bullrich, un hombre que está ligado al turf de toda su vida.

Son 145 años de uno de los lugares más bellos de la Capital Federal. Su sola arboleda merece ser motivo de una visita. A lo largo de la avenida Libertador, el hipódromo luce de color verde por esos árboles que guardan secretos inconfesables, millones de boletos rotos y también festejos como los que sigue despertando un final cabeza a cabeza. (Télam)