El francés Fabio Quartararo, con Yamaha, ganó el Gran Premio de Italia de MotoGP, sexta victoria en su historial en la categoría, que se disputó en el circuito italiano de Mugello rodeado de un clima luctuoso por la muerte del suizo Jason Dupasquier, piloto de la categoría Moto3, fallecido hoy en un hospital de Florencia.

Quartararo dio una demostración de solidez con la Yamaha en el circuito italiano, tras las 23 vueltas al trazado de 5.245 metros, y fueron sus escoltas el portugués Miguel Oliveira (KTM), y el actual campeón, el español Joan Mir (Suzuki).

En su casco, el piloto francés lucía el nombre y el número de Dupasquier y llevó una bandera de Suiza en vez de la de su país al bajar de la moto y dirigirse al podio.

"Ha sido una jornada extraña, con muchas emociones antes incluso de empezar la carrera", admitió Quartararo sobre el corredor accidentado el sábado en la tanda clasificatoria.

"Fue muy emotivo, así que empezar tras un minuto de silencio fue algo muy difícil. Cada vez que pasaba por la curva 9 (en la que Dupasquier sufrió su caída) pensaba en Jason. Esta victoria es para él", apuntó.

Disputadas seis fechas, el campeonato lo encabeza Quartaro (Yamaha) con 105 puntos, seguido por su compatriota Johan Zarco (Ducati), 81 y el italiano Francesco Bagnaia (Ducati), 79.

La próxima fecha, séptima de la temporada, será el domingo venidero en Montmeló, Barcelona, por el Gran Premio de Cataluña. (Télam)