Amén de la epopeya del Mundial de México 86, Carlos Salvador Bilardo gestó y dirigió el Estudiantes de La Plata que ganó el Torneo Metropolitano de 1982, de cuya coronación se cumplen hoy 38 años tras una victoria de 2 a 0 a expensas de Talleres, en el estadio Mario Alberto Kempes.

En rigor, el campeonato concluyó en febrero de 1983 a raíz de una prolongada suspensión del partido Estudiantes-Vélez Sarsfield que demandó una compleja decisión del Tribunal de Disciplina de la AFA.

En la anteúltima fecha, con Estudiantes puntero por mínima diferencia sobre un gran Independiente de Nito Veiga, un par de petardos estalló en el vestuario de Vélez cuando empataban 0-0 en el estadio del equipo platense.

Mientras Estudiantes se declaraba inocente, el entrenador de Vélez, Juan Carlos "Toto" Lorenzo, ordenaba que su equipo no saliera a jugar el segundo tiempo.

Después de descargos, acopio de testimonios y demás, Vélez reclamó que le dieran por perdido el partido a Estudiantes mientras el "Pincha" aducía que Vélez lo había abandonado.

Finalmente prevaleció el criterio del presidente de la AFA, Julio Grondona ("los partidos se ganan y se pierden en la cancha") y en la reanudación los platenses vencieron gracias a un cabezazo de José Luis Brown a poco del final.

El 14 de febrero de 1983 el apasionante mano a mano entre Estudiantes e Independiente se resolvió en una doble jornada en simultáneo que tuvo lugar en la capital cordobesa.

En Nueva Italia, Independiente no pudo con el Racing de la Docta y empató 2-2, en tanto en el estadio del paraje Chateau Carreras el "Pincha" venció por 2-0 a Talleres gracias a sendas conversiones del Tata Brown de penal y Hugo Gottardi.

(Una curiosidad: esa noche debutó Angel David Comizzo en el arco de Talleres, en sustitución de Héctor Baley).

El Estudiantes campeón del Doctor Bilardo ganó 21 de 36 partidos, empató 12 y perdió tres, con 50 goles a favor y 18 en contra.

El equipo más estable alistó a Juan Carlos Delménico; Julián Camino, José Luis Brown, Miguel Ángel Gette o Ángel Landucci y Abel Herrera; José Daniel Ponce o Miguel Ángel Lemme, Miguel Ángel Russo, Alejandro Sabella y Marcelo Trobbiani; Hugo Gottardi y Guillermo Trama.

También participaron el arquero Carlos Bertero, los defensores Luis Malvárez, Daniel Martínez y Claudio Gugnali, el mediocampista Héctor Vargas y los delanteros Rubén Galletti, Walter Perazzo y Alejandro Monzón.

Ese notable Estudiantes que interpeló los prejuicios hacia el club mismo y en especial a las predilecciones de Bilardo inspiró a Grondona a ofrecerle la dirección técnica de la Selección Nacional que al cabo ganaría el Mundial de México 86 y sería subcampeón en el Mundial en Italia 90. (Télam)