El tenista español Rafael Nadal, segundo favorito al título, quedó eliminado del Abierto de Australia, primer Grand Slam del año que se juega en Melbourne, al caer hoy en los cuartos de final y luego de haber estado dos sets arriba ante el griego Stefanos Tsitsipas por 3-6, 2-6, 7-6 (7-4), 6-4 y 7-5.

Nadal, ganador de 20 títulos de Grand Slam durante su carrera y campeón en Australia en la edición jugada en 2009, dominaba el partido a voluntad durante los dos primeros sets pero poco a poco fue equivocando su estrategia de juego y cayó luego de cuatro horas y seis minutos ante Tsitsipas (6), quien revirtió una situación adversa para instalarse entre los cuatro mejores del torneo.

El griego, de 22 años, venció por segunda vez en su carrera a Nadal (había perdido en seis ocasiones) y jugará su próximo partido en semifinales frente al ruso Daniil Medvedev (4), quien previamente le ganó a su compatriota Andrey Rublev (8) por 7-5, 6-3 y 6-2 luego de dos horas y cuatro minutos de juego.

La derrota impedirá a Nadal superar el record de 20 títulos de Grand Slam que comparte con el suizo Federer, mientras que para Tsitsipas se trató de una de las mejores actuaciones de su carrera y posiblemente un triunfo bisagra para el futuro inmediato del tenis.

El griego fue muy paciente para soportar la superioridad de Nadal en los dos primeros sets, y luego mostró coraje e inteligencia cuando tras imponerse en el tie-break del tercero cambió su estrategia y dominó el partido, ante un rival que jugó demasiado corto y lo pagó con la derrota.

El mérito de Tsitsipas fue descubrir los puntos flojos de un Nadal que no había cedido ningún set en sus cuatro partidos anteriores, en los que superó sin pasar apremios al serbio Laslo Djere (56) por 6-3, 6-4 y 6-1, y al estadounidense Michael Mmoh (177) por 6-1, 6-4 y 6-2, al británico Cameron Norrie (69) por 7-5, 6-2 y 7-5 y al italiano Fabio Fognini (17) por 6-3, 6-4 y 6-2.

Además, el español había ganado 220 partidos cuando estaba dos sets arriba y sólo había perdido uno, ante Fognini en el US Open de 2015, hasta que se topó en Melbourne con Tsitsipas y se despidió del torneo.

La otra semifinal del certamen la animarán el serbio Novak Djokovic, número uno del mundo y ganador de 17 Grand Slams, ocho de ellos en Australia, y el sorprendente ruso Aslan Karatsev (114).

Djokovic superó los fuertes dolores abdominales que lo tienen a maltraer desde la tercera ronda y se impuso ayer en cuartos de final sobre el alemán Alexander Zverev (7) por 6-7 (6-8), 6-2, 6-4 y 7-6 (8-6), mientras que Karatsev le ganó al búlgaro Grigor Dimitrov (21) por 2-6, 6-4, 6-1 y 6-2.

El ruso, de 27 años y revelación del torneo, sorprendió cuando eliminó al argentino Diego Schwartzman (9) en la tercera ronda y luego hilvanó dos triunfos más para convertirse en el quinto tenista de la historia en ingresar al cuadro principal desde la clasificación y alcanzar las semifinales en uno de los cuatro grandes torneos del circuito.

En el cuadro de damas, la gran sorpresa la provocó la checa Karolina Muchova (27), quien le ganó en cuartos de final a la número uno del mundo, la australiana Ashleigh Barty (1) por 1-6, 6-3 y 6-2.

La checa de 27 años, quien ya tenía buenos triunfos previos en el US Open de 2018 ante la española Garbiñe Muguruza y en el US Open del año pasado frente a la estadounidense Venus Williams, se instaló por primera vez en las semifinales de un Grand Slam tras remontar un partido adverso que perdía por 6-1 y 2-0 ante Barty.

Su rival en semifinales será la estadounidense Jennifer Brady (24), quien se instaló entre las cuatro mejores del torneo tras imponerse en cuartos de final sobre su compatriota Jessica Pegula (61) por 4-6, 6-2 y 6-1.

Las otras dos semifinalistas en damas se habían consagrado ayer y son la estadounidense Serena Williams (11) y la japonesa Naomi Osaka (3).

Williams, de 39 años, le ganó en cuartos de final a la rumana Simona Halep (2) por 6-3 y 6-3.

La norteamericana, ganadora de 23 títulos de Grand Slam (siete en Australia, el último en 2017), llegó 40 veces a las semifinales de un grande, y estiró a 362 el número de victorias en torneos de la mayor categoría del circuito.

La nipona Osaka (3), campeona en Australia en 2019 y en las ediciones 2018 y 2020 del US Open, superó en cuartos de final a la taiwanesa Su-Wei Hsieh (71) por un cómodo 6-2 y 6-2.

En otro orden, el Abierto de Australia volverá a jugarse con público en los estadios a partir de mañana, según lo anunció el primer ministro Daniel Andrews y luego de cinco días a tribunas vacías debido a que se detectaron un par de casos positivos de coronavirus en Melbourne.

"Estoy muy feliz de anunciar que las restricciones, casi todas ellas, acabarán esta medianoche", apuntó Daniel Andrews, que resaltó que será obligatorio el uso de barbijos en espacios abiertos y cerrados y destacó que se permitirá el ingreso de hasta 7.477 personas por cada jornada, es decir el 50% de la capacidad del estadio. (Télam)