El entrenador del seleccionado de rugby de Nueva Zelanda, Ian Foster, aseguró hoy que no está pensando en renunciar si los All Blacks no logran buenos resultados en el próximo Rugby Championship, torneo en el que competirá ante Sudáfrica, Australia y Los Pumas de la Argentina.

Nueva Zelanda acaba de perder de local la serie ante Irlanda, por 2 a 1, pero la idea de perder su trabajo no está en la mente de Foster "No entro en pánico. No estoy seguro del resto de la gente, pero yo estoy haciendo lo mejor que puedo mi papel... y no pienso en eso".

El Championship comienza el mes próximo y Nueva Zelanda, tres veces campeón del Mundo, jugará los dos primeros partidos visitando a Sudáfrica, vigente campeón mundial, el 6 en Mbombela y el 13 en Johanesburgo.

En los All Blacks hubo cambios y Foster decidió desprenderse de dos ayudantes como John Plumtree y Brad Mooar, provocando una situación muy incómoda para el entrenador.

"Me pesó mucho decirles a Plumtree y Moar que debían irse. Fue horrible. No hay otra palabra para eso. Son buenos hombres, pero mi papel es hacer lo que creo que es mejor para el equipo y poner al equipo primero y, a veces, eso va en detrimento de un individuo"., dijo Foster, según RZN de nueva Zelanda.

Nueva Zelanda jugará ante Los Pumas en el Champiosnhip las dos veces como local, el 27 de agosto próximo en el Orangetheory de Christchurch y el 3 de setiembre en el Wikato Stadium de Hamilton. (Télam)