El defensor argentino Nehuén Pérez, de reciente participación en los Juegos Olímpicos de Tokio 2020, pasó a préstamo a Udinese, de Italia, desde Atlético de Madrid, ya que el objetivo del técnico "colchonero", su compatriota Diego Simeone, es que gane rodaje en otra liga europea donde los zagueros centrales suelen tener mayores exigencias.

El pase a préstamo y sin opción de compra tiene algunos pequeños detalles en cuanto a la extensión de esa cesión, que en principio sería de un año, hasta junio de 2022.

Patricio Nehuén Pérez, nacido un 24 de junio igual que Lionel Messi, pero de 2000, comenzó su carrera en 2018 en Argentinos Juniors y luego registró pasos tambíén a préstamo en Famalicao, de Portugal, y Granada, de España.

En Atlético de Madrid todavía no pudo ganarse un espacio ante la presencia de zagueros centrales más experimentados y ya consagrados, como el montenegrino Stefan Savic, el uruguayo José María Giménez, Mario Hermoso y Felipe Augusto.

La presencia de Nehuén Pérez en los Juegos Olímpicos no pasó desapercibida para otros clubes italianos, además de Udinese, como Cagliari, Torino y especialmente Fiorentina, que pretendía con él ocupar el espacio dejado por su compatriota Germán Pezzella, que hoy confirmó su retorno a Betis, de España.

Pérez tendrá en Udinese la compañía de otros tres argentinos: Nahuel Molina, flamante campeón de la Copa América con el seleccionado argentino, Roberto Pereyra e Ignacio Pussetto.

(Télam)