Athletic Bilbao y Real Sociedad se enfrentarán mañana en Sevilla para definir al campeón de la Copa del Rey 2019-2020, postergada un año por la pandemia del coronavirus, en un partido sin público por las medidas protocolares dispuestas por el Ministerio de Sanidad español.

El encuentro, que debió jugarse el 18 de abril de 2020, se jugará mañana desde las 16.30 (hora de la Argentina) en el estadio La Cartuja de Sevilla.

Lo más curioso es que dentro de dos semanas, el club de Bilbao se topará con el Barcelona de Lionel Messi en la misma instancia definitoria y en el escenario andaluz, pero de la edición 2020/21 de la Copa del Rey.

"No hay favorito, estamos ahí por méritos propios y tras realizar grandísimas eliminatorias", señaló el DT del Athletic, Marcelino García Toral, en la conferencia de prensa previa. Sus dirigidos son los actuales campeones del torneo.

Sin embargo, desde el lado de enfrente buscaron sacarse la presión de volver a una final luego de más de 30 años: la última fue en 1988 contra Barcelona y con 1-0 en contra.

"El Athletic está en un momento bueno, pero tendremos nuestras opciones si estamos acertados", analizó el volante David Silva, con pasado en Manchester City y comparado por su propio entrenador con Diego Maradona.

"Acá todo el mundo transmite ilusión, desde el entrenador al utilero, y eso es bueno", continuó Silva, quien compartió plantel en el City con Sergio Agüero y Nicolás Otamendi.

(Télam)