El clásico de La Plata entre Estudiantes y Gimnasia, que se jugará este domingo por la décima fecha de la Copa de la Liga Profesional, se disputará con la custodia de 200 policías, una cifra superior a la destinada el sábado pasado para Racing-Independiente en Avellaneda.

Gustavo Gómez, titular de la Aprevide, explicó a Télam que "la situación de la pandemia es muy grave, así que vamos a disponer personal policial en ambas canchas para cuidar que no haya desmanes ni enfrentamientos y para controlar el distanciamiento”.

"Si hay un ganador queremos desalentar que se reúnan a festejar en algún punto de la ciudad. No es una situación normal por la que atravesamos y buscamos evitar aglomeraciones”, explicó el funcionario sobre el clásico programado en UNO, el nuevo estadio de Estudiantes, el domingo desde las 16.15.

Gómez pidió a los hinchas que no haya banderazos previos, ni se junten en los predios de los clubes para despedir a los planteles. “No puede haber concentraciones, no están permitidas por protocolos de AFA y la idea es que los jugadores se trasladen en autos particulares al estadio”.

Si bien los equipos no van a concentrar, aún no se comunicó a través de los clubes si se juntarán en los predios de entrenamiento algunas horas antes al partido.

Es posible que los futbolistas de Gimnasia (visitantes) se junten en el estadio del Bosque y lleguen minutos antes, ya cambiados, para reducir el tiempo de concentración en el vestuario, un área de 170 metros cuadrados.

Aprevide tampoco permitiría en la previa del partido que la hinchada del conjunto local se junte en las afueras del estadio para realizar un show de pirotecnia y de música para alentar al equipo. (Télam)