River, actual campeón de la Copa Libertadores, igualó esta noche sin goles ante Cruzeiro de Brasil, en el estadio Monumental, en el partido de ida de los octavos de final, que contó con el arbitraje del chileno Julio Bascuñán, quien a los 52 minutos del complemento sancionó un penal para el equipo 'millonario' a través del VAR y lo malogró Matías Suárez al rematar por sobre el travesaño. (Télam)