El entrenador Scott Robertson de la franquicia Crusaders de Nueva Zelanda señaló hoy en rueda de prensa que la incorporación del argentino Pablo Matera, tercera línea de Los Pumas, "es una alta nutrición al grupo".

El técnico elogió el arribo del exjugador del Stade Francais de Francia y agregó que "lo que realmente amo fue que Pablo señaló que una de las razones por las que venía al rugby de Nueva Zelanda era porque quería aprender a ser un mejor jugador".

"Obviamente para ganar campeonatos también, pero para aprender y ayudar a su propio juego, y luego dijo que creía que podía ayudarnos en nuestro grupo. Cuando hablé con algunos de los líderes sobre la oportunidad que se avecinaba, fue un sí de inmediato. Ellos no dudaron", contó.

Los Crusaders, fundados en 1996 y con sede en la ciudad de Christchurch, es la franquicia más poderosa de Nueva Zelanda. Esta temporada se consagró por cuarta vez campeón del Super Rugby Aotearoa 2021 tras derrotar en la final a Chiefs por 24 a 13, partido disputado en el Orangetheory Stadium de Christchurch.

Matera también se refirió a su arribo a la franquicia neozelandesa y comentó que "llegué hace un par de días y fueron geniales conmigo. Me recibieron a mí y a mi familia y me mostraron las instalaciones. Ha sido una primera semana increíble, todavía no entrené con el equipo, pero conocer a muchos de los muchachos y mucha de la gente que trabaja aquí ha sido realmente genial".

El entrenador Scott Robertson fue contratado por la franquicia neozelandesa en junio de 2016, obtuvo cuatro títulos consecutivos y en 2017 se convirtió en el segundo head coach en salir campeón del Super Rugby en su primer temporada, tras el triunfo sobre los Lions sudafricanos por 25 a 17.

Click to enlarge
A fallback.

(Télam)