El delantero Nicolás Blandi seguirá en el Colo Colo pese a que estaba casi concretado su pase a préstamo a Juventude de Brasil, y la prensa chilena consideró hoy que el motivo de la frustrada transferencia es que el argentino no estaba seguro de que iba a percibir el mismo salario en su nuevo club.

En ese contexto, en Colo Colo daban por hecho que Blandi, quien percibe el sueldo más alto del fútbol chileno, iba a jugar en Juventude, equipo que de la primera división, que le pagaría el 60 por ciento del salario, pero a última hora todo se cayó y el equipo chileno se quedó con ganas de tener un cupo extranjero liberado y de aliviar la carga financiera que significa su contrato.

En el entorno colocolino dicen que Blandi habló con su compatriota Daniel Morón, gerente deportivo de club, sobre su eventual salida del club y había aceptado las condiciones, indicó el diario La Tercera.

Al ex Argentinos Juniors, Boca y San Lorenzo le garantizaron que no iba a perder dinero respecto al importante sueldo que gana (110.000 dólares) pero el delantero no estaba convencido de que así fuera y el pase no se hizo.

Todos esperaban el viaje de Blandi a Brasil pero el pasado miércoles Blandi sorprendió a todos cuando, en el estadio Monumental, comentó que seguía siendo "jugador de Colo Colo". (Télam)