El piloto argentino Matías Rossi, del equipo Toyota Gazoo Racing Full Time, iniciará mañana la actividad para la última competencia del campeonato de Stock Car brasileño, que se disputará en el autódromo de Interlagos, en San Pablo, donde es probable que su compañero de equipo, el ex Fórmula 1 Rubens Barrichello, logre su segunda corona en la categoría.

Rossi, nacido en Del Viso hace 36 años, completará su primera temporada en la Stock Car el domingo, siendo además que durante 2020 compitió en Súper TC 2000 y Top Race, categorías en las que es el actual líder.

En el Stock Car, Rossi incursionó a pleno desde hace un año y logró su mejor resultado en julio pasado, en el circuito brasileño de Corrida do Milhao, cuando completó una muy buena tanda clasificatoria que le permitió largar segundo en la grilla en el circuito paulista.

Sin embargo, una vez en la carrera, una situación imprevista impidió un mejor resultado del piloto, ya que minutos antes del inicio, un problema con el sensor del embrague requirió reparaciones en el automóvil después del cartel de tres minutos de tolerancia, algo que no está permitido, y terminó la carrera en la posición 21.

A pesar de no estar en la lucha por el título, el argentino también espera ayudar a su compañero Rubens Barrichello, que lucha por el segundo campeonato, en una de las temporadas más competitivas de la historia de la categoría.

"Mis expectativas son muy buenas. Me gusta mucho la pista de Interlagos. Fui muy competitivo en la Carrera del Millón. A pesar del problema que teníamos antes de la salida, me clasifiqué muy bien, saliendo segundo ", recordó el piloto, que tiene un podio en la temporada (un segundo lugar en Velocitta).

La actividad en Interlagos comenzará mañana con la tanda de entrenamientos libres. (Télam)