Las posibilidades de que el argentino Martín Benítez continúe jugando en el San Pablo, de Brasil a préstamo se redujeron en los últimos días con la llegada del mediocampista uruguayo Gabriel Neves y del delantero, también argentino, Jonathan Calleri, y debería retornar a Independiente, según lo reveló hoy la prensa brasileña.

Benítez, de 27 años, es uno de los jugadores preferidos de los hinchas del San Pablo, aunque igualmente con la llegada de refuerzos perdió lugar en el equipo y lo más probable es que deba retornar a Independiente, según señaló Globo Esporte, ya que además su pase vale 3.000.000 de dólares.

La inversión es considerada alta para el San Pablo, que a partir de diciembre también comenzará a pagar cuotas de 360 mil euros por los derechos del otro argentino del equipo, Emiliano Rigoni, contratado este año y que tuvo más éxito en el equipo que su compatriota.

En diciembre próximo finaliza el préstamo de Benítez y todo parece indicar que regresará a Avellaneda, ya sea para quedarse en el equipo en donde jugó 213 partidos e hizo 31 goles, o a la espera de un nuevo cambio de rumbo ya que el jugador no desearía jugar en la Argentina. (Télam)