El delantero argentino Lucas Boyé se sumó hoy a los entrenamientos del Elche tras recuperarse de un desgarro en el aductor que lo marginó del equipo que lucha por mantener la categoría en la Liga española de fútbol.

El exatacante de River Plate y Newell's Old Boys se perdió los tres últimos partidos del Elche, ante Levante, Villarreal y Real Sociedad, por un desgarro, consignó Mundo Deportivo.

La recuperación de Boyé, de 25 años, apunta a que estará en condiciones de regresar para la próxima jornada en el cotejo ante el Celta de Vigo, que dirige Eduardo Coudet, a celebrarse el domingo próximo a las 9 de Argentina.

Boyé, quien en River jugó 37 cotejos e hizo dos goles, también vistió las casacas de Newell's Old Boys, Torino de Italia, AEK de Grecia, Celta de Vigo y Reading de Inglaterra. (Télam)