El futbolista argentino Giuliano Galoppo, exmediocampista de Banfield, selló anoche la clasificación del San Pablo de Brasil a la final de la Copa Sudamericana, al convertir su remate en la definición con tiros desde el punto penal, y le dedicó el triunfo a su familia.

“Le dedico esta victoria a mi familia en Argentina, es una alegría que la final se juegue en Córdoba, tenemos el sueño de que San Pablo vuelva a estar en donde se lo merece", dijo Galoppo muy emocionado a Conmebol TV.

San Pablo venció en el Estadio Morumbí, ante 50.000 espectadores, a Atlético Goianiense por 2-0, tras haber perdido en la ida por 3-1 y en la definición con remates desde el punto penal ganó 4-2 marcando el argentino el penal definitorio.

"La verdad es que trabajamos mucho para esto y ver al público así es lo mejor que le puede pasar a este club. Estamos muy contentos y quería agradecer a mis compañeros por todo el esfuerzo que hicieron durante la temporada”, señaló el jugador de 23 años.

"Necesitábamos esto. El equipo es fuerte con tanta gente apoyándonos. Seguiremos trabajando como siempre ha trabajado este grupo. Queremos la Copa y lucharemos por ella”, continuó Galoppo que jugará la final de la Copa Sudamericana el 1 de octubre próximo en el Estadio Mario Alberto Kempes de Córdoba, ante Independiente del Valle de Ecuador será en Córdoba. (Télam)