Luego de varias semanas de incertidumbres, finalmente Paulo Dybala arribó a la Roma, club en el cual se entrenó, y con el que firmará en las próximas horas su vínculo con una particular cláusula de la salida. El delantero cordobés se puso bajo las ordenes del entrenador José Mourinho, en donde aprovechó para dialogar con el portugués y posteriormente trabajó de forma diferenciada, a la espera de firmar su vínculo con el club de la capital italiana para después sumarse a la par del plantel. Según trascendió en las últimas horas, el futbolista de la Selección argentina tuvo propuestas de varios equipos para contar con sus servicios pero solo la Roma pudo cumplirle el pedido que impuso en su cláusula de salida

La misma es de solo 20 millones de euros, condición que no aceptaron el Inter y Napoli que quisieron blindarlo en mas de 30 millones. De esta manera el jugador podrá salir en cualquier momento de la temporada si viene algún equipo dispuesto a desembolsar dicha suma

Antes de acordarlo y hablar con la dirigencia, el presidente Francesco Totti se había sumado a la campaña para convencer al jugador de llegar a su equipo y ofrecerle utilizar el dorsal 10. Sin embargo, luego de pasar exitosamente la revisión médica, el cordobés pidió utilizar otro número, será el 21 y no el legendario número que acompañó durante casi toda su carrera al actual dirigente de la Roma

Luego de su salida conflictiva de la Juventus, este nuevo fichaje para el atacante de 28 años llega en el momento, ya que en estos meses se juega su gran oportunidad de asistir a la cita mundialista en 2022. Quien estará atento a su desempeño es Lionel Scaloni, entrenador de la Selección argentina, quien tiene a Dybala en la lista preliminar de los jugadores que viajaran a Qatar para vestir la casaca albiceleste en el máximo torneo de fútbol a nivel Mundial que comenzará el próximo 21 de noviembre. JPA/LG/SPC NA