El entrenador Walter Otta puso esta tarde su “renuncia a disposición” de la directiva de Atlético de Rafaela, tras la derrota que el equipo santafesino sufrió como local ante Santamarina de Tandil por 1-0, por la fecha 22 del torneo de la Primera Nacional de fútbol.

“Tomamos esa postura porque es lo que corresponde, eso es lo que creemos. El equipo intenta, no es superado por los adversarios, pero los resultados no se nos están dando”, sostuvo el técnico de la "Crema", a la salida del estadio Monumental, una vez concluido el cotejo.

El exentrenador de Deportivo Morón y Villa Dálmine, de 47 años, resaltó que “los dirigentes evaluarán ahora si es conveniente que sigamos o no”, dijo a Radio Universidad.

“Si continuamos juntos, seguiremos trabajando con la seriedad que lo hemos hecho en todo este tiempo” prometió el director técnico.

Atlético de Rafaela lleva cinco cotejos sin ganar (un empate y cuatro derrotas) en la zona B del certamen, manteniéndose en la decimotercera posición, con apenas 25 unidades.

Otta confesó que en la debacle actual futbolística incide la partida del mediocampista ofensivo Juan Cruz Esquivel, quien forzó su transferencia a Talleres de Córdoba.

“Es cierto no pudimos resolver la salida de (Juan) Esquivel. No es excusa pero el chico que lo reemplazó (Franco Jominy) llevaba mucho tiempo sin actuar en este fútbol profesional” dijo.


(Télam)