El DT argentino Rubén Omar Romano, quien dirigió a algunos de los equipos más importantes de la primera división del fútbol de México, fue operado de urgencia con éxito tras sufrir un infarto.

Romano, que vive y trabaja en México desde hace 40 años, sintió un fuerte dolor en el pecho el lunes por la noche y de inmediato fue trasladado a un hospital donde se le diagnosticó un infarto por la obstrucción de una arteria y tuvo que ser intervenido quirúrgicamente hoy, informó la agencia de noticias ANSA.

El exfutbolista, de 62 años, llegó desde Huracán a México en 1980 contratado por América y luego pasó por otros equipos de primer nivel hasta su retiro en 1995 con Atlante. En 1985 volvió a la Argentina para jugar una temporada en San Lorenzo.

A través de Twitter, el periodista David Medrano, que es amigo personal de Romano, dijo que el entrenador se recupera en forma satisfactoria y está "fuera de peligro".

Romano, que ha disputado dos finales de campeonato con Morelia y otras dos con Santos, convalece en un hospital de la ciudad occidental de Guadalajara, capital del estado de Jalisco.

Cuando estaba al frente del capitalino Cruz Azul, en 2005, fue secuestrado y estuvo 65 días en cautiverio, para finalmente ser liberado luego de pagarse un cuantioso rescate.

El último equipo que dirigió Romano, en 2018, fue Atlas, con resultados poco alentadores que llevaron a su salida después de unos pocos meses. (Télam)