El entrenador de Independiente, Eduardo Domínguez, expresó hoy su deseo de cumplir el contrato que firmó con el club hasta fin de año y ya planea el próximo mercado de pases.

"Quiero quedarme y cumplir mi contrato. No me importa lo que se diga afuera", aseguró el DT en una conferencia de prensa que brindó este mediodía luego del entrenamiento en el estadio Libertadores de América-Ricardo Bochini.

El "Rojo" se prepara para recibir el próximo jueves a La Guaira, de Venezuela, por la quinta fecha del grupo G de la Copa Sudamericana.

El equipo de Domínguez está obligado a ganar ya que está segundo a tres puntos de Ceará, al que enfrentará en la última fecha como local.

El entrenador ya planea el próximo semestre y confirmó que ya trabaja con el asesor deportivo del club, Daniel "Rolfi" Montenegro.

En este sentido, el ex DT de Colón de Santa Fe fue consultado por la posibilidad de contratar a tres exdirigidos: Christian Bernardi, Rodrigo Aliendro y Federico Lértora.

"Colón tiene uno de los mediocampos más influyentes del fútbol argentino y es lógico que se nombre a Lértora, Bernardi y Aliendro pero yo no hablé con ellos", aclaró el DT.

El entrenador también está a la expectativa de la "novela" del mediocampista Domingo Blanco, quien termina su vínculo el próximo 30 de junio.

"La novela de Blanco es la de todos los días. La dirigencia está hablando con su representante para que siga, nosotros queremos que se quede y él tiene ganas de firmar el contrato", explicó.

Para el partido del jueves, el "Rojo" no tendrá al mediocampista y capitán, Lucas Romero, por acumulación de tarjetas amarillas. "Su ausencia se va a notar mucho", lamentó el DT.

En la práctica de fútbol que realizó esta mañana, Domínguez probó a dos equipos mezclados y los dos volantes centrales utilizados fueron el uruguayo Carlos Benavídez y Gerónimo Poblete.

El resto del equipo sería con Sebastián Sosa; Alex Vigo, Sergio Barreto, Juan Manuel Insaurralde y Lucas Rodríguez; Gerónimo Poblete o Carlos Benavidez; Tomás Pozzo, Alan Soñora y Blanco; Damián Batallini y Leandro Benegas. (Télam)