El delantero ecuatoriano del Barcelona de Guayaquil Gabriel Cortez fue detenido hoy en su país, acusado de ser el cabecilla de una banda que realizaba secuestros extorsivos y traficaba armas.

El ministro del Interior, Patricio Carrillo, confirmó la captura de tres policías activos y de Cortez en Guayaquil y su traslado a la localidad de Esmeraldas para comparecer ante la Justicia.

Carrillo aclaró que “Cortez tiene participación (con la organización Los Tiguerones); era quien ordenaba y recibía la información respecto a las personas que los sicarios habían agredido privándoles de la vida ”, según la prensa ecuatoriana.

El club, cuyo presidente es el exdelantero argentino Carlos Alfaro Moreno, emitió un comunicado en el que se desliga del futbolista al señalar que "respetará las diligencias e investigaciones realizadas por los órganos de justicia".

A su vez, hace hincapié en que "las actividades realizadas en el ámbito privado por sus jugadores, empleados y directivos son ajenas a la institución y por tanto no existe responsabilidad alguna del club.

Cortez es el goleador de Barcelona en LigaPro con 7 anotaciones, y venía siendo figura del equipo amarillo desde la llegada del DT argentino Jorge Célico. (Télam)