Dos jóvenes hinchas de Rosario Central fueron detenidos esta mañana por agredir a dos jefes policiales durante un control de ingreso al estadio Gigante de Arroyito, donde el equipo recibirá a Argentinos Juniors con la vuelta de los espectadores, informó el titular de Seguridad Deportiva de la provincia de Santa Fe, el excomisario Hernán Brest.

"El operativo de control comenzó a despejar la zona de (bulevar) Avellaneda y Almafuerte, donde dos jóvenes hicieron caso omiso a la orden policial y, además, agredieron a dos funcionarios a cargo del personal actuante, motivo por el cual fueron detenidos", declaró esta mañana el comisario retirado, uno de los agredidos, al diario La Capital de Rosario.

Brest sufrió la rotura de sus anteojos durante la agresión, que también padeció otro funcionario policial, a raíz de la cual dos hinchas "canallas", que a priori estaban alcoholizados, fueron detenidos

Las puertas del Gigante de Arroyito fueron abiertas recién a las 11.30, con una hora de demora, "porque el operativo de control dentro del estadio empezó a las 8.20 en vez de las 8.00 y hasta que no terminaron la requisa no abrieron las puertas", reportó una fuente "canalla" a Télam.

Los ingresos al Gigante son controlados por un cuádruple cordón policial de efectivos de la provincia de Santa Fe -tres con vallas y uno sin ellas- y uno de los accesos, el de la puerta 6, sobre la avenida Centenario de Rosario Central, cuenta además con apoyo del destacamento de la Prefectura Naval.

El resto del barrio de Arroyito muestra un panorama tranquilo, con grupos de hinchas "canallas" cantando en la puerta de bares y kioscos o haciendo asados en las veredas de la calle Echeverría, a unas seis cuadras al sur del estadio. (Télam)

Click to enlarge
A fallback.