Marcos Delía, pivote del seleccionado argentino de básquetbol masculino que jugará próximamente dos compromisos clasificatorios para el Mundial 2023 de la disciplina, remarcó que lo importante del equipo es “tener paciencia y jugar con el pase extra”.

“El técnico (Néstor García) nos pide que tengamos paciencia y busquemos jugar con el pase extra. Esa es la identidad que siempre tuvo la Argentina”, reconoció el interno bonaerense, de 30 años.

A la finalización del entrenamiento que el equipo albiceleste desplegó hoy en el estadio Roberto Pando, del club San Lorenzo, el oriundo de Saladillo admitió ante la prensa que “lo esencial es que todos toquen la pelota y se sientan cómodos”.

El actual jugador del Pallacanestro Trieste italiano figura en la nómina que estará a disposición del DT García en los cotejos ante Venezuela (30 de junio) y Panamá (3 de julio), ambos en condición de visitante, por la etapa clasificatoria del continente americano, rumbo a la Copa del Mundo Filipinas Japón Indonesia 2023.

Delía mostró su satisfacción por el hecho de que -por estos días- haya mayor preparación y entrenamientos, a partir de que las distintas Ligas “ya terminaron la competencia”.

“En las ventanas que son durante la temporada es difícil conseguir una impronta de juego porque llegamos de viaje, tenemos tres días para prepararnos y ya estamos jugando”, dijo.

“En cambio, ahora tenemos más prácticas, podemos ir viendo lo que queremos y nos estamos sintiendo bien. Es un proceso largo y la clasificación al Mundial es difícil. También es difícil el Mundial, así que ahora tenemos un año hasta ese gran torneo y creo que vamos a llegar de la mejor manera", agregó el exjugador de Obras Basket y Boca Juniors.

“Me gusta tener un nuevo desafío. Formar parte de un proceso que se inició hace poco y estar desde el comienzo requiere de un esfuerzo extra para entender las ideas del entrenador y para saber a qué queremos jugar”, apuntó.


(Télam)