Delfina Merino, una de las referentes de Las Leonas, se despidió hoy del equipo con una mezcla de "bronca y tristeza" ya que el entrenador del seleccionado argentino de hockey sobre césped, Fernando Ferrara, la dejó afuera de la lista para el Mundial que se jugará este año en España y Países Bajos, del 1 al 17 de julio.

Con una carta que publicó en sus redes sociales, la volante ofensiva -en Las Leonas desde 2009- comunicó: "Desde chica soñé con jugar en Las Leonas, y le agradezco a la vida por poder cumplir ese sueño. Cada vez que vestí la camiseta de nuestro país fui feliz e intenté dar siempre lo mejor de mí, porque pertenecer a este equipo me llenó de orgullo".

"Hace una semana el entrenador me comunicó la noticia que ningún jugador quiere recibir: 'No te vamos a tener en cuenta para el mundial por motivos deportivos'. Desde entonces son días difíciles para mí. Días de mucha reflexión. Me da bronca y tristeza, pero a la vez estoy tranquila conmigo misma", continuó.

"Cada entrenador elige a sus jugadores y no asumo que por mis años de selección deberían regalarme nada, simplemente creo que merecía la oportunidad de pelear hasta el final por un lugar en el equipo. Faltando dos meses para el Mundial siento que es un margen de tiempo considerable en que las percepciones del entrenador podrían cambiar y si había dudas respecto a mi rendimiento, hubiese valorado la posibilidad de ganarme un lugar en estos ocho partidos que se avecinan con equipos europeos en la Pro League. Lamento profundamente no tener ni la chance de eso".

"Me duele y no entiendo que siendo una de las capitanas, y teniendo diálogo constante con el cuerpo técnico, ninguno me haya advertido que no estaban conformes con mi desempeño deportivo. Nunca nadie me dio un indicio de esto, de haberme comunicado donde radicaba la falla en mi juego hubiese dado todo lo que tengo dentro mío para ajustarlo y así poder vestir nuestros colores. Al día de hoy desconozco lo que provocaba ese descontento deportivo", prosiguió Merino.

"Sí estoy convencida de que los modos y las formas en las que se comunican decisiones de tal magnitud deben modificarse en forma urgente. Personalmente no merecía después de hacer gimnasio y lista para empezar el bloque de hockey, me saquen de la cancha con las canilleras puestas, el protector bucal en la mano y se me da tal noticia. Irme de esa manera del Cenard me dolió".

"Somos Leonas que defendemos la camiseta de nuestro país con mucha dedicación, esfuerzo y entrega. Pero antes que eso, somos personas y al comunicarnos decisiones que cambian nuestro estilo de vida de un segundo al otro, las formas, el respeto, la comunicación sana y honestidad deberían de estar presentes y no perderse nunca", añadió.

"Traté todo este tiempo de obrar con los valores que aprendí de momentos vividos con este equipo, compartidos con camadas actuales y anteriores, y de cuidar esa mística distinta que se siente al ponerse la camiseta con la Leona en el pecho. Le di a la Selección Argentina mi corazón, y lo volvería a hacer sin duda alguna. Voy a estar eternamente agradecida con el apoyo de todos. De Argentina siempre", concluyó la misiva.

Merino, de 32 años y elegida como la mejor jugadora del mundo de 2017, fue convocada por primera vez a las Leonas en el 2009. La de Vicente López participó en los últimos Juegos Olímpicos de Tokio 2020, donde el seleccionado logró la medalla de plata, así como también en Londres 2012 (plata) y Río 2016 (séptimo puesto). Además, jugó siete Champions Trophy y tres Copas del Mundo (2010, 2014 y 2018). Fue campeona mundial en Rosario en 2010 y se colgó la medalla de bronce en la Copa de Países Bajos en 2014. (Télam)