El entrenador Rodolfo De Paoli puso hoy en duda su continuidad en Barracas Central, con el que ayer logró el ascenso a la Primera División tras vencer a Quilmes en los penales en la final del torneo Reducido del Nacional.

"No hay confirmación. Tenemos una reunión mañana y ahí lo definiremos", manifestó el DT en declaraciones a ESPN sobre el encuentro que tiene pendiente con el presidente del club, Matías Tapia, hijo de Claudio "Chiqui" Tapia, titular de la AFA.

"Es mi deseo continuar pero no a cualquier precio", agregó el también relator que consiguió el segundo ascenso a la Liga Profesional tras derrotar a Quilmes 5-4 en los penales.

"El afecto que le tengo a los jugadores es muy grande. No les puedo decir 'gracias por todo' y seguir porque si estoy en Primera es por ellos", remarcó "Rodo".

Además de la continuidad de la mayoría del plantel, el entrenador también pedirá refuerzos para "competir" en la máxima categoría. (Télam)