(Por Marcos González Cezer) El presidente de la Confederación Argentina de Atletismo (CADA), Daniel Sotto, mostró su satisfacción por "la gran actuación" de los representantes nacionales en el 19no. Campeonato Iberoamericano de Alicante, España, que se disputó el mes pasado y consideró "auspicioso" al futuro de la disciplina.

En ese sentido, Sotto los resaltó en diálogo con Télam "porque estuvieron a la altura por el nivel de la competencia, con medallistas y finalistas olímpicos", y calificó de "auspicioso el futuro".

"Estamos muy satisfechos por la gran actuación del equipo nacional en el Iberoamericano de Alicante. Por el alto nivel que tuvo la competencia, donde se pudo apreciar la participación de varios medallistas y finalistas olímpicos y mundiales. En ese contexto, nuestros atletas estuvieron a la altura de la competencia", destacó Sotto en declaraciones a Télam.

Argentina finalizó en el sexto puesto del medallero en el del 19no. Campeonato Iberoamericano de atletismo de Alicante, que se disputó del 20 al 22 de mayo, con dos medallas de oro, cuatro de plata y cinco de bronce.

Las medallas de oro fueron conquistadas por las marplatenses Belén Casetta (3.000 metros con obstáculos) y Florencia Borelli (media Maratón); las de plata por la bonaerense Daiana Ocampo (Media maratón); el santafesino José Zabala (1.500 metros); Fedra Luna Sambrán (5.000 metros); y el mendocino Antonio Poblete (media maratón).

En tanto, las preseas de bronce fueron obtenidas por el porteño Franco Florio (100 metros llanos); el entrerriano Marcos Julián Molina (3.000 metros con obstáculos y 5.0000 metros llanos); el santafesino Germán Chiaraviglio -finalista de salto con garrocha en los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro 2016 y en el Mundial Beijing 2015- y el bonaerense Elián Larregina (400 metros llanos).

-Télam: ¿Conforme, satisfecho con el desempeño de argentina en el Iberoamericano del mes pasado?

-Daniel Sotto: Claro que estamos muy satisfechos por la gran actuación del equipo nacional en el Iberoamericano de Alicante. Por el alto nivel que tuvo la competencia, donde se pudo apreciar la participación de varios medallistas y finalistas olímpicos y mundiales. En ese contexto, nuestros atletas estuvieron a la altura de la competencia y en su gran mayoría lograron mejorar sus desempeños personales, lo que hizo posible una de las mejores actuaciones históricas en este evento.

-T: ¿Qué balance hace del sexto puesto con dos medallas de oro, cuatro de plata y cinco de bronce?

-DS: Lo elevado del nivel competitivo se debió a la proximidad con el mundial 2022 de Oregón, donde los atletas de los países intervinientes están tratando de realizar la marca índice u obtener puntos importantes en el ranking World Athletics que les permita acceder por cupo, por eso es notoriamente importante lo realizado por nuestra delegación, porque no solo que fue el segundo equipo del Área Sudamericana detrás de Brasil, en el puntaje, lo que se logra con una delegación numéricamente importante, sino también en el medallero, lo que se alcanza con la calidad competitiva de los integrantes. Por eso, el balance es altamente positivo, ya que recuperamos un importante espacio en el Área Sudamericana.

-T: Argentina no contó con el lanzador Nazareno Sasia, lesionado, una de las figuras ascendentes del atletismo nacional y Federico Bruno, una de sus estrellas, enfermo, y tuvo rehabilitación en las competencias de pista. ¿Qué indica?

-DS: Argentina, no solo no contó con Sasia que estaba lesionado, sino que Fede Bruno, estando en España, se enfermó y no pudo competir, sino que en la competencia se lesionó Joaquín Gómez, en su primer lanzamiento de martillo, por lo que no pudo estar en su nivel competitivo. Además de los accidentes en la competencia de Mariana Borelli en 1.500, que no le permiten llegar en la prueba, y Martina Escudero en 800 que se cayó con otra competidora en la parte final de la prueba, lo que le restaron marca y posición.

Así y todo, los progresos de los atletas de pista y ruta, que desde hace un tiempo vienen demostrando una marcada evolución, la aparición de nuevos valores que compensaron alguna de las bajas producidas, y el sostenimiento en las pruebas de campo, lograron una alta producción de equipo.

-T: Los fondistas Florencia Borelli y Belén Casetta fueron las figuras del equipo.

-DS: Nuestras dos medallistas de oro lograron descollar en las actuaciones, con récord de campeonato, Belén logrando marca índice para el mundial, con lo que el crecimiento del medio fondo y fondo es notorio. Pero la velocidad también creció, donde tuvimos tres finalistas, dos medallas, 2 personal Best y un récord nacional.

-T: El entrerriano Marcos Julián Molina en su debut representando al conjunto nacional obtuvo dos medallas de bronce. ¿Qué análisis hizo de su actuación?

-DS: Lo de Julián es resultado de su persistencia ante la adversidad. En el transitar de su evolución deportiva tuvo contratiempos con afecciones físicas que lo fueron afectando en sus progresos, pero siempre se sobrepuso. Y hoy está pasando por su mejor momento, con un alto grado de confianza, que no solo le permiten lograr resultados en las clasificaciones, sino que además lo hace con registros de elevado nivel, que en ambas pruebas lo posicionan expectante en el Ranking Argentino Permanente, en el Top cinco en 5.000 y detrás de Marcelo Cascabelo en 3.000 con obstáculos. En esta última prueba, puede llegar a ser quien supere una marca nacional que tiene casi 33 años de vigencia.

-T: ¿Qué dice sobre la vigencia de Germán Chiaraviglio, quien logró su séptima medalla en la historia del torneo?.

-DS: Lo de Germán es un monumento a su trabajo metódico. Programa cada detalle de sus temporadas y de esta manera logró mantenerse vigente y competitivo en una prueba tan técnica, como garrocha. Es el sostén de una prueba que no logró la renovación generacional, como si está ocurriendo en otra, ejemplo bala y martillo varones.

-T: ¿Qué futuro avizora para el atletismo nacional?

-DS: Con las nuevas incursiones de jóvenes atletas, que ya se destacan en presentaciones internacionales, como fueron en este Ibero, es auspicioso el futuro de nuestro atletismo, pero debemos continuar ampliando la base en las categorías de desarrollo. Nuestra entidad cuenta con el programa D.A.N. (Desarrollo del Atletismo Nacional), que vincula mediante una estructura técnica por Áreas las actividades que se realizan en las Escuelas de Iniciación Atlética, EDA (Escuelas Deportivas Argentinas), fortaleciendo el vínculo federativo y orientando a aquellos atletas con potencialidad al programa TAR (Tránsito al Alto Rendimiento).

De este programa vienen los procesos realizados por Nazareno Sasia, los medallistas en el Ibero José Zabala y Elián Larregina, así como componentes que son referentes en sus pruebas, como Ailén Armada, Damián Moreta, entre otros. (Télam)